Violencia intrafamiliar

La víctima tiene que denunciar los hechos a la Dirección Departamental de Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia, los que serán puestos en conocimiento del Ministerio Publico tal como estable el Código de Procedimiento Penal, con la finalidad de que se adopten las medidas cautelares o de protección, según corresponda.

Comunicarse al teléfono "64-31777" de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia FELC-V, o en su caso a los números gratuitos de la Policía Boliviana (radio patrullas 110 y PAC 120) desde cualquier parte del país. Será atendida por operadores especializados en la materia, quienes enviarán personal en su auxilio o la orientarán y derivarán a instituciones que le prestarán la ayuda que usted necesita.

En caso que se detecte o existan signos evidentes que en el interior de un lugar cerrado se estén cometiendo actos de Violencia Intrafamiliar o existan llamadas de auxilio de personas, la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia FELC-V, dependiente de la Policía Boliviana, tiene la facultad de ingresar al inmueble sin la Orden Fiscal o Judicial, con el propósito de prestarle ayuda a la víctima, debiendo practicar si procediere:

  • La detención del agresor.
  • Incautar del lugar armas u objetos que pudieren ser utilizados para agredir a la víctima.
  • Ocuparse en forma preferente de la víctima.

¿QUÉ HACER ANTE UN CASO DE VIOLENCIA INTRAFAMILIAR?

(5 pasos básicos)

Por violencia intrafamiliar nos referimos a todas las situaciones o formas de abuso de poder o maltrato (físico o psicológico) de un miembro de la familia sobre otro o que se desarrollan en el contexto de las relaciones familiares y que ocasionan diversos niveles de daño a las víctimas de esos abusos.

La violencia intrafamiliar se puede clasificar en cuatro categorías:

  1. Violencia hacia la mujer y al interior de la pareja.
  2. Maltrato infantil.
  3. Violencia hacia el adulto mayor.
  4. Violencia hacia los discapacitados.

Y se pueden adoptar las siguientes formas:

  1. Violencia física.
  2. Violencia psicológica.
  3. Abandono.
  4. Abuso sexual.
  5. Abuso económico..

I. Infórmese sobre la ley vigente y la forma de denunciar. Escapar de la violencia intrafamiliar requiere necesariamente de una etapa legal, la cual se inicia con la denuncia de los hechos.

 

  1. La denuncia deberá contener siempre un relato detallado de lo acontecido, así como de experiencias anteriores, además de la identificación clara del agresor. En los casos en que la víctima huya del hogar para su protección, la denuncia es imperativa pues deberá expresar claramente que esta medida respondió al peligro que corría su integridad física y que no constituye por tanto abandono del hogar.
  2. En general la víctima de violencia intrafamiliar o quienes conozcan los hechos, siempre podrán efectuar una denuncia y resguardarse ante la autoridad policial, esta le remitirá al juzgado o autoridad competente. Generalmente el juez podrá ordenarle al agresor que abandone la casa, el pago de pensión alimenticia temporal para sus hijos (as) y otras medidas que evitarán que el agresor se le acerque..

II. Tome medidas de protección.

La mejor y primera medida que debería tomar cualquier persona para protegerse y/o evitar un nuevo incidente de violencia intrafamiliar es denunciar el hecho. Por otra parte, tanto víctimas como quienes desean ayudarles pueden minimizar las consecuencias de una agresión preparando algunas condiciones de seguridad y actuando de acuerdo a un plan de acción ante un incidente violento. Las siguientes son las condiciones de seguridad que se deben procurar cumplir:

Saque cualquier arma de la casa.

  1. Memorice los números de teléfonos de emergencia y de familiares.
  2. Habilite al menos una habitación para que pueda cerrarse por dentro.
  3. Prepare un bolso con equipaje de emergencia como ropa, zapatos, copias de documentos importantes, copia de la llave del auto, dinero en efectivo, direcciones y medicamentos.
  4. Guarde el bolso en un lugar seguro fuera de la casa.
  5. Identifique un lugar (hogar) a donde pueda ir en caso de que tenga que escapar.
  6. Identifique una ruta de escape hacia las ventanas y puertas por las que sea factible salir de su casa.
  7. Coordine con los vecinos en los cuales confía señales o claves que le indiquen cuando llamar a la policía.
  8. Enséñeles a sus hijos e hijas, familiares dependientes o semindependientes que vivan con usted, a no interferir en una pelea, ponerse a salvo, llamar a la policía y dar su dirección y número telefónico.
  9. Si cumple con las condiciones de seguridad mencionadas puede poner en práctica el siguiente plan de acción ante una agresión inminente:
    1. Aléjese de la cocina o de donde se guarden cuchillos que puedan ser utilizados como armas.
    2. Aléjese de los espacios cerrados o habitaciones pequeñas donde le puedan atrapar.
    3. Corra y utilice inmediatamente la ruta de escape previamente planificada. Si esta ha sido bloqueada diríjase a la habitación habilitada para cerrarse por dentro y enciérrese.
    4. Gríteles a los niños u otros familiares dependientes para alertarlos.
    5. LLAME A LA POLICÍA.
    6. Como último recurso, si todo ha fallado y está siendo golpeada, póngase en una esquina contra la pared y agáchese, acerque la cabeza lo más posible a las rodillas y protéjase la cara y cabeza con las manos y brazos, utilice los codos para cubrir las costillas, al estar contra la pared podrá proteger su espalda, parte trasera de las costillas y órganos como los riñones, ante la menor oportunidad corra y ejecute el plan de acción.
  10. 10- Si ha sido víctima de maltrato físico, busque ayuda médica y denuncie el hecho en cuanto reciba atención, tómese fotos de las heridas o lesiones que tenga. Es muy importante, de cara a futuras actuaciones, que queden formalmente denunciados los hechos. No utilice estas medidas para enfrentar reiteradas agresiones, en general solo podrá ponerlas en práctica una vez, en la próxima ocasión el agresor conocerá su modo de operar y se adelantará a sus acciones. 4- Sepa cómo reaccionar y ayudar adecuadamente
  11. Para escapar de la violencia intrafamiliar toda víctima deberá reaccionar tomando medidas concretas que le ayuden a manejar sus temores y reforzar su seguridad:
  12. Interiorícese de las acciones para minimizar los riesgos que pueden tomarse y los derechos que posee según la legislación vigente.
  13. Pida apoyo a personas de su confianza.
  14. Identifique y contacte centros de atención y organizaciones a los que puede acudir. QUIENES LE RODEAN (FAMILIARES, AMISTADES, VECINOS, COMPAÑEROS DE TRABAJO) LE AYUDARÁN A ENFRENTAR EL PROCESO, MUCHOS LE AGRADECERÁN LA OPORTUNIDAD DE HACERLO

LEY NO. 348, LEY INTEGRAL PARA GARANTIZAR A LAS MUJERES UNA VIDA LIBRE DE VIOLENCIA

Define la erradicación de la violencia como un tema de prioridad nacional y como un problema de salud pública, desde un enfoque de prevención, protección de las mujeres en situación de violencia y la sanción de los agresores.

  • Reconoce 16 formas de violencia, pasando su tratamiento al ámbito penal, a través de la simplificación de algunos aspectos del procedimiento penal.
  • Se establecen nuevos tipos penales: el feminicidio, acoso sexual, violencia familiar o doméstica, esterilización forzada, incumplimiento de deberes, padecimientos sexuales, actos sexuales abusivos. Y se incorpora como delitos contra la mujer la violencia económica, violencia patrimonial y sustracción de utilidades de actividades económicas familiares.
  • Señala que los delitos de violencia contra las mujeres se convierten en delitos de acción pública, lo que significa que la investigación de estos hechos, se efectuará de oficio por el Ministerio Público en coordinación con la Fuerza Especial de Lucha contra la Violencia – FELC-V.
  • Establece que en casos de feminicidio no se puede utilizar la figura de homicidio por emoción violenta, figura penal que hacía referencia a razones de “honorabilidad”, por la cual los agresores se acogían a esta figura, para lograr sanciones entre 2 y 6 años. El cambio incluye la eliminación de razones de honorabilidad y el incremento de la pena a entre 2 y 8 años.
  • Plantea un conjunto de medidas de prevención en diferentes niveles y ámbitos, que pretenden contribuir a modificar los comportamientos violentos, tanto individuales como colectivos y estructurales, que toleran, naturalizan y reproducen la violencia, priorizando medidas de prevención en los ámbitos familiar, comunitario, educativo, de salud, laboral y comunicacional, estableciendo tareas de cumplimiento obligatorio.
  • Contempla la adopción de medidas inmediatas de protección para salvaguardar la vida, integridad física, psicológica, sexual, derechos patrimoniales, económicos y laborales de las mujeres en situación de violencia y los de sus dependientes de parte de las autoridades competentes y garantizar su protección en tanto dura la investigación.
  • Señala, que los servidores/as públicos que tengan contacto directo con la mujer en situación de violencia debe aplicar el principio fundamental de trato digno, evitando su revictimización.
  • Se debe fortalecer los servicios existentes, como los Servicios Legales Integrales Municipales SLIM, Defensorías de la Niñez y Adolescencia, a través de la asignación de presupuesto, infraestructura y personal suficiente.
  • Se crean, nuevas instancias de atención para las mujeres en situación de violencia en los diferentes niveles autonómicos del Estado. Las universidades públicas deben crear los Servicios de Atención Integral coordinando y articulando con los Servicios Legales Integrales Municipales.
  • Se establece la creación de Casas Comunitarias de la Mujer en el área rural con apoyo de los gobiernos autónomos municipales. Adicionalmente prevé la creación de servicios de rehabilitación de los agresores.
  • Los gobiernos departamentales tienen la obligación de crear, sostener, equipar y mantener las Casas de Acogida y Refugio Temporal para Mujeres en Situación de Violencia.
  • Se determina la creación de la Fuerza de Lucha contra la Violencia, incluida en la estructura de la Policía Boliviana, jerarquizando la instancia policial de atención a delitos de violencia contra las mujeres encargada de tareas de prevención, auxilio e investigación, identificación y aprehensión de los responsables de hechos de violencia hacia las mujeres y la familia. Desarrollará plataformas de atención y recepción de denuncias, crearán unidades móviles especializadas para acudir a las mujeres en situación de violencia.
  • El Ministerio de Justicia es la entidad responsable de coordinar la realización de políticas integrales de prevención, atención, sanción y erradicación de la violencia hacia las mujeres. Tiene a su cargo el Sistema Integral Plurinacional de Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia en razón de Género – SIPPASE.
  • El Ministerio de Justicia creará Servicios Integrados de Justicia Plurinacional, que tiene obligatoriedad de atender a mujeres en situación de violencia al igual que el Servicio Plurinacional de Defensa a las Víctimas.
  • Los/as servidores/as públicos de las instancias públicas de atención a mujeres en situación de violencia deberán ser formadas y sensibilizadas sobre los derechos de las mujeres y en la temática de la violencia contra las mujeres.
  • El Consejo de la Magistratura deberá implementar gradual y progresivamente los Juzgados contra la Violencia contra las Mujeres, incluyendo en el curricular de la Escuela de Jueces del Estado, cursos de especialización en materias de género, derechos humanos y violencia.
  • Se crean instancias especializadas para el tratamiento de la investigación de las situaciones de violencia hacia las mujeres en el Ministerio Público, Fiscalías Especializadas y en el Instituto de Investigación Forense, creará una dirección especializada en casos de violencia contra las mujeres.
  • Se establece la prohibición de la conciliación, precautelando la vida y la integridad sexual de las mujeres, sancionando a los funcionarios/as que la promovieran, aunque excepcionalmente podrá ser promovida por una única vez por la víctima, no siendo posible en caso de reincidencia
  • Se establece que por niveles de competencia y funciones asignadas a las diferentes instituciones públicas involucradas para la implementación de la Ley, deben realizar los ajustes necesarios a sus presupuestos institucionales desde la gestión 2013 y que el Tesoro General debe asignar recursos necesarios y suficientes a las entidades del nivel central.